artículos

Conceptos de Decoración

27 Octubre, 2016

Conceptos de Decoración

La tarea de decorar un espacio se nos puede hacer difícil al no saber por dónde empezar ni cuando terminar. En general tendemos a comprar objetos que nos gustan, pero que a lo mejor en el conjunto no quedan del todo bien y finalmente nos agotamos sin el resultado deseado.

Es importante que nuestro espacio personal sea de nuestro gusto y nos devuelva una buena sensación, porque será un mensaje permanente que estaremos recibiendo, por lo que más vale que ese mensaje sea de nuestro agrado, sobre todo si está en nuestras manos que así sea.

Para facilitar un poco esta tarea es recomendable conocer algunos conceptos, cuyo manejo y atención nos permitirán avanzar en nuestro propósito.

La decoración de un ambiente se divide en capas que abarcan los diferentes elementos y estas capas se van superponiendo a la anterior, de manera que se avanza de adentro hacia afuera.

La primera capa corresponde al piso, paredes, ventanas y techo. Y como se puede entender es la capa que no podemos intervenir o es de un alto costo hacerlo, por lo que en general para nuestros efectos, es un dato. Es una capa determinante en algunos aspectos;

Por ejemplo si el piso es de madera nos otorga una superficie importante de color café y además las ventanas del lugar son pequeñas, entones es preferible que las paredes sean de un color claro para contrarrestar los otros elementos.  Si por el contrario, contamos con grandes ventanales por donde entra mucha luz, tenemos mayor libertad respecto de los colores de las paredes, porque no necesitamos contrapesar la luz.

La segunda capa la constituyen los muebles de gran tamaño, alfombras,  cortinas y cuadros.

Estos elementos si bien son modificables, en alguna medida pasan a ser permanentes o de muy largo uso, por lo que es necesario que sean escogidos con atención pues se quedarán con nosotros algún tiempo.

De preferencia es recomendable usar colores neutros y que conjuguen bien con la primera capa, es decir si la primera capa es predominantemente oscura es bueno aclarar el lugar con muebles de colores más claros, o un cuadro de un tamaño importante y de un color intenso, casi flúor, tal que “levante” el ambiente.  En resumen, la idea es que la segunda capa se elija considerando lo que tenemos en la primera capa.

Tercera capa consiste en los elementos decorativos de menor tamaño, adornos de mesa, lámparas, cojines etc….

Obviamente corresponde a la última capa y por el tipo de elementos que la constituyen es más modificable que las anteriores y podemos cambiarla con mayor frecuencia, permitiéndonos renovar nuestro espacio fácilmente.

Si las dos capas nos han quedado armónicas y en coherencia, en la tercera capa nos podemos permitir jugar con los colores y sensaciones. Por ejemplo podemos irnos a los azules y colores fríos en el verano y a los colores tierra y naranjas en el invierno.

Por último, como opinión personal, lo mas importante en una decoración es que la personalidad de los que habitan el lugar este reflejada en ella y que no sea algo de catalogo. No obstante, y es lo que hemos querido transmitir en este articulo, también es importante contar con los conocimientos que nos darán mayor libertad para la expresión personal.

© Copyright 2018. Todos los derechos reservados.